Lección 1 - Que debe Reportar: Abuso Físico

CANRA define abuso físico como una lesión física infligida a un menor de otra forma que no sea accidental, o intencionalmente lastimando a un menor

El abuso físico se caracteriza por una lesión física (por ejemplo, moretes, quemaduras o fracturas) que resultan de golpes, patadas, mordidas, quemadas, o de otra manera lastimando a un menor. Aunque la lesión no sea accidente, puede ser que el padre o guardián no hayan querido lastimar al menor intencionalmente. La lesión puede haber resultado por haber sobre disciplinado o castigo físico inapropiado.

La lesión puede ser resultado de un solo episodio o que haya sucedido repetidamente y puede variar en severidad de un simple morete a la muerte. Cualquier lesión que resulte de un castigo físico y que requiera tratamiento médico es considerada como una medida de disciplina fuera de lo normal. Ejemplos de lesiones sospechosas van a ser discutidas en la próxima sección.

Identificar evidencia de abuso de menores requiere primero el entendimiento que el abuso de menores puede suceder en cualquier familia, sin importar estatus socio económico, religión, educación, origen étnico, u otros factores. En segundo lugar, el profesional debe estar consciente y alerta sobre las señales de abuso de menores.

Página Previa                                           Página Siguiente