Sensibilidad Cultural

Antes de entrar en más detalle de los diferentes tipos de abuso de menores, es importante tener en mente que el abuso de menores afecta a menores de todas culturas, razas, y estatus socioeconómico.

Cultura puede ser definida como un conjunto de creencias, actitudes, valores, y comportamiento que se pasa de generación a generación. La cultura abarca todo, y es formada por varios factores incluyendo raza, religión, y origen étnico. La cultura ciertamente forma actitudes e ideas de disciplina y comportamientos de menores. La cultura también afecta la percepción de estrés, trauma, abuso y reacciones a todos estos.

Es natural ver la cultura de uno como la normal o correcta, pero esto es contraproducente en la evaluación de abuso de menores o negligencia. Diferentes prácticas de crianza de menores pueden ser vistas como extrañas o peligrosas a un observador externo, cuando en la actualidad, no lo son. Por otro lado, ciertas prácticas que pueden ser vistas como abusivas en los Estados Unidos pueden ser aceptadas por otras culturas.

Es importante recordar que culturas varían de diferentes maneras, y ninguna cultura es más normal o correcta que la otra. Debemos estar conscientes de nuestros propios valores, creencias y perjuicios, y como esos influyen nuestras expectativas de otros. Siendo culturalmente competentes y conscientes, podemos entender mejor las diferencias de crianza, evitar reportes innecesarios, y satisfacer las necesidades de todos los niños de manera sensible.

Página Previa                                           Página Siguiente